lunes, 8 de diciembre de 2008

Garçon estupide


Tiempo ha me dio por bajar cantidades ingentes de cine marica no pornográfico (o, por lo menos, no exclusivamente X, como, verbigracia, las obras de Bruce Labruce) que, por mi pereza y escasa cinefilia, se acumulaban de mala manera en el disco duro. Por suerte, en estos domingos oficiosos, en los que uno recibe visitas o termina llevando a los amigos a la madriguera, siempre resultan muy socorridas para pegarse una sesión audiovisual en grupo, ya que, como en no pocas ocasiones, las películas de dicho género suelen ser auténticas bazofias, uno puede echarse, o bien unas risas, o bien unos buenos chorrazos de bilis en petit comité, que saben menos mal.

En el caso de Garçon Estupide, el veredicto se ha decantado, claramente, por lo segundo: una auténtica basura que, por carecer, además de argumento alguno, nos muestra escenas de una sordidez -he aquí su principal reclamo- infantil, por no decir, absurda; desnudos y primeros planos (de feos cuerpos y apéndices) enmarcados en coitos propios del destape.

Porque, si en un principio, todo apuntaba a una narración oral del mundo del cruising, idea, aunque algo manida, ciertamente interesante, el filme de Lionel Baier se descubre, a la media hora, como una oda al subnormal contemporaneísimo, de extrarradio, lumpen, ignorante y, como la Juani de Bigas Luna, pretencioso (adjetivo igualmente aplicable al director) que, con el característico descoco del deficiente mental, no duda en arrastrar hacia su estado de mediocridad a todo aquel que se le cruza por delante: ora la tarada de su mariliendre, ora un futbolista de tercera regional con vistas a dar el gran salto, ora un Duque de Feria con ínfulas de psicoanalista.

¿Moraleja o conclusión? Tras hora y media de visionado, ésta no es dada de un modo explícito, pues de semejante galimatías sin pies ni cabeza, a lo sumo, podría sacarse una orden de alejamiento de las cámaras de video, pero el avispado espectador fácilmente caerá (a menos que se trate de un patán como el protagonista) en que ante el mongólico irreversible es mejor mantenerse alejado de éste o, cuando no hay alternativa, gastar mano dura y no compasión.

Bueno, y también que bodrios como éste justifican con creces la descarga de películas y el recelo ante trailers en los que la carne es el elemento principal.

martes, 25 de noviembre de 2008

"Al Fascismo no se le discute, se le destruye"

Una readaptación de una de las más célebres y contundentes frases de Buenaventura Durruti (sí, el gran e interesadamente olvidado del 20-N) que, hoy día, parece cobrar más -si cabe- vigencia, borda el cartel elaborado por la Coordinadora Antifascista de Madrid para convocar su más reciente manifestación, me ha inspirado sobremanera para otro nasciturus editorial:


jueves, 20 de noviembre de 2008

These Wicked Tongues


Fruto de no tener nada mejor que hacer en momentos de adicción a cosas como ésta

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Rebuznos en la mula

El concepto de foro para friquis y fanboys con sus sempiternas discusiones (por llamarlo de algún modo, que bien pudiera ser "bucle mongólico") no conoce límites:

viernes, 14 de noviembre de 2008

Irresistibles

En ocasiones, navegando por Flickr, uno da con fotografías que te obligan a elaborar una (ficticia) portada:


lunes, 10 de noviembre de 2008

Diseño de currículum

Este fin de semana, a falta de labores de estudio u ociosas, he tenido a bien elaborar el CV de mi amiga Coraza, periodista y actriz, el cual procedo a colgar por si algún alma cándida y empleadora estuviera interesada en alegrarle la vida:



Bueno, qué coño, y también por eso de publicitar mis tonterías maquetadas.

sábado, 8 de noviembre de 2008

Zina Saunders

Es una pena que el trabajo de Zina Saunders se limite, todavía hoy, al mercado editorial estadounidense (The Wall Street Journal o San Francisco Chronicle, entre otras publicaciones), pero aprovechando la resaca electoral -más dulce que amarga para la gran mayoría, por lo menos a este lado del charco- e interesantes medios de autoedición, como Blurb, la genial ilustradora ha puesto a la venta su personal compilación, titulada The Party's Over, acerca de la campaña presidencial yanki, centrándose en los cavernarios derrotados: el binomio cómico-grotesco McCain/Palin. Por si, como buenos consumidores, se os antoja cotillear el producto antes de adquirirlo (o no), podéis echar un vistazo a las primeras quince páginas del libro en la propia página de compra.



Ahora bien -y fuera de todo mercantilismo-, lo que sí deberíais hacer es no perderos su página personal en la que Zina va colgando buena parte de sus obras, todo un deleite al que se une la posibilidad de dar un paseo por ese filón de artistas del pincel que es Drawger.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Elegetebés en los medios

Uno de los primeros actos de la recién estrenada Asociación Arcópoli en lares complutenses; más concretamente en mi circo facultad:


El ponente, Emilio de Benito, redactor de El País (la mayoría de sus artículos son de temática social), hablará sobre el trato que recibe en los distintos medios la información relacionada -directamente o no- con la homosexualidad.

Pese a ser una buena iniciativa, se echa en falta un mayor abanico mediático o, ya sin echar mano de profesionales, siempre se podría haber recurrido (e incurrido en una beneficiosa sinergia) a unos veteranos a la hora de observar abusos y discriminaciones en diversos ámbitos, incluido el periodístico, como son los del Front d'Alliberament Gai de Catalunya, autores de informes anuales al respecto.

domingo, 2 de noviembre de 2008

El periodismo solidario de Sofía

Visto, oído y secundado:

"Lo que se merece esa puta es que la suelten en plena Turquía ataviada únicamente con una bandera griega y otra chipriota, y que una vez apaleada, violada y ultrajada, la traigan de vuelta y punto en boca de cara a la prensa, no vaya a ser que la chispilla de la violencia contra la mujer prenda en los más débiles".

Porque, oye, ya que, además de seguir el antojo y parecer de nuestra monarca, los medios estatales destacan por informar únicamente la cara sonriente de los Borbones, ese supuesto, cual tragedia de María de las Mercedes y sus "caídas" o los "tirillos" del Infante Alonso, bien merecería el mismo trato.

Qué leches, incluso tras la confesión por parte de la parásita de su autoría del sonado fotomontaje navideño, podría currarse ésta el maquillaje mediático de su hipotético linchamiento:



Y es que no hay nada como tener el software y el mensajero a tu disposición.

Conversaciones de almohada (II)

"-¡Hola David! ¿Por dónde andas?
-Pásame a Quique, por favor.
- Dime, David...
-Quique, cágate en la puta boca de la Rata.
- ¿¡Qué!? ¿Que me cague en la boca de la rata?"


Mil veces he avisado.